Bartolomé Cairasco de Figueroa (1538-1610)


El poeta, dramaturgo y músico canario Bartolomé Cairasco de Figueroa (o Cayrasco de Figueroa), considerado padre de las letras canarias, nace en Las Palmas de Gran Canaria en 1538, descendiente de emigrantes ítalo-nizardos/genoveses y de canarios aborígenes. En 1553 viaja a Sevilla para formarse en Letras y Teología, tras lo cual toma posesión de una canonjía de la Catedral de Santa Ana (Catedral de Las Palmas). En 1555 amplía estudios en Portugal, regresando a Gran Canaria para ordenarse sacerdote en 1558. Después de un prolongado periodo de viajes por Italia, se establece en su ciudad natal en 1569.


Hacia 1565 Cairasco comienza a cultivar el ‘verso esdrújulo’, del que llega a ser su máximo exponente, recibiendo la admiración de los escritores Miguel de Cervantes y Lope de Vega, y ejerciendo una influencia importantísima en el poeta Luis de Góngora. En 1580 funda la primera academia y tertulia humanística de Canarias, la ‘Academia del Jardín’, dedicada a Apolo Délfico -dios mitológico patrono de la Música y la Poesía-, atrayendo a un gran número de artistas, literatos y músicos; la también llamada ‘Academia del Apolo Délfico’ se reunía en los jardines de la residencia del poeta, espacio que ocupa hoy el Gabinete Literario en la Plaza Cairasco de Las Palmas de Gran Canaria.


Cairasco ayuda de manera activa en la defensa victoriosa de Gran Canaria contra los ataques de las armadas lideradas por los corsarios Francis Drake y John Hawkins (1595) y por Pieter van der Does (1599), episodios celebrados en varios de los poemas del poeta. Traduce al español el poema épico ‘Jerusalem Libertada’ de Torquato Tasso, añadiendo, además, un largo ciclo de octavas reales propias, en las que describe las grandezas del archipiélago canario. Su obra cumbre es el ‘Templo Militante’, publicado en cuatro tomos de 1602 a 1614.


Cairasco de Figueroa fue también un músico notable, autor de chanzonetas y madrigales, y cantor y organista de la catedral. Ocupando cargos eclesiásticos cada vez más importantes, llega a ser Secretario y Maestro de Ceremonias de la misma.


En la Iglesia de S. Francisco de Asís de la capital grancanaria se encuentra la ‘Capilla Cairasco’, capilla perteneciente a la familia Cairasco (fundada por Mateo Cairasco, padre del poeta); Bartolomé financia la reconstrucción de esta capilla después de que la iglesia sufriera los ataques de las tropas del pirata holandés van der Does.

Bartolomé Cairasco de Figueroa fallece en su ciudad natal en 1610, recibiendo sepultura en la Capilla de Santa Catalina de la Catedral de Las Palmas.

Selección de poemas de Cairasco